Plata

LA PLATA Y SUS DIFERENTES NOMBRES

LA PLATA La plata es uno de los siete metales conocidos desde la antigüedad. La plata, como el resto de los metales, sirvió para la elaboración de armas de guerra y luego se empleó en la manufactura de utensilios y ornamentos de donde se extendió al comercio al acuñarse en las primeras monedas de plata.

La plata cuenta con varios tipos de denominación que los identifica según sus características: Plata de ley (en inglés hallmark silver): Se denomina plata de ley aquella en la que el metal precioso entra en su composición en la cantidad mínima fijada por la legislación vigente. El decreto real de 17/1985, del 1 de julio, sobre objetos fabricados con metales preciosos, establece las siguientes leyes para plata: - plata de primera ley 925 - plata de segunda ley 800

¿Cómo entender estas leyes? Estas cifras dicen cuantos gramos de plata hay por 1000 gramos del producto hecho. Por ejemplo, el término plata de ley 925 significa que hay 925 gramos de plata en cada 1000 gramos del producto hecho (aleación contiene un 92.5% de plata). Un producto que tuviese un 90% de plata ya sería plata de segunda ley, y un producto que contuviese menos de 80% de plata ya no sería plata legal.

La ley también distingue otro tipo de plata - plata 999, llamada plata pura o plata fina. Este es el mayor grado de plata de ley.

En ambos casos el contenido de plata es igual, porque el metal siempre contiene algunas impurezas, aunque sea en cantidad absolutamente mínima. Por eso el nombre plata 999 refleja mejor la realidad.

Importante: Un mayor contenido de plata en el producto final no significa que éste sea mejor (mientras sea plata de ley, por supuesto), aunque sí que puede ser más caro. Depende mucho del tipo de joya. No todas las aleaciones sirven para todas las técnicas y usos en joyería, por ejemplo la plata más pura, o sea la plata 999, no es apta para muchos trabajos en joyería ya que es demasiado blanda y para algunos trabajos no resulta duradera. En cambio la plata 925 es más dura y ofrece más resistencia. También se utiliza plata 950 que ofrece aún otras propiedades y así sirve para elaborar otro tipo de joyas.
En la mayoría de los casos, por sus propiedades, se mezcla la plata con el cobre. La aleación con el cobre no afecta el color de la plata y endurece la mezcla, de tal forma que sea muy apta para la joyería. En el mundo hay muchas normas más, por ejemplo en Inglaterra la ley marca la aleación 958 (en inglés brittania silver) o 900 (en inglés coin silver).
Plata de primera ley (en inglés sterling silver): Según el real decreto 17/1985 del 1 de julio, sobre objetos fabricados con metales preciosos. La plata de primera ley es la plata que no tiene contenido inferior de plata pura en la mezcla a 925 gramos por 1000 gramos del producto final. La plata de segunda ley Según el real decreto 17/1985 del 1 de julio, sobre objetos fabricados con metales preciosos, la plata de segunda ley es la plata que no tiene contenido inferior de plata pura en la mezcla a 800. Plata fina (en inglés fine silver): Otro nombre para plata pura. Plata pura (en inglés fine silver o pure silver): Plata 999 (también llamada 1000), o sea plata no aleada con otros metales.
Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square